Hace unos dias fue llamado a prescencia de nuestro padre celestial, vivio una larga vida y me toco conocerlo en sus ultimos años.

Persona amable y gentil, jamas lo vi enojado, nunca pronuncio una sola mala palabra, ni siquiera un mal gesto, en vez de eso desbordaba palabras de aliento para los jovenes, de cariño para las personas que lo visitaban, compartio su sabiduria con todos, no se guardo nada. Tuvo una hermosa familia, muchos hijos nietos y bisnietos, todos heredaron su gran gentileza, y junto con su familia, sus amigos lloramos su partida.

Algo notorio de su gran sencillez, es que a pesar de su avanzada edad, tenia una excelente memoria, recuerdo que hace solo unas semanas platicaba con un nieto sobre negocios y lo aleccionaba, a mi me platicaba de algunas cosas y me sorprendio su excelente memoria, recordando fechas nombres y lugares. De lo mas destacable para mi, fue descubrir que en una audiencia llena de diplomaticos de otras naciones, conocio en persona al mismisimo emperador Hirohito, pero esto era algo que jamas presumia, ni siquiera hacia mencion de eso, ni de sus muchos viajes y logros que hizo a lo largo de su vida, para el su vida eran sus hijos.

Ultimamente gustaba mas de ver imagenes, rios de ensueño, grandes valles verdes y playas soleadas de arena blanca y agua azul.

Lo extrañare mucho, porque fue como un padre para mi. En su memoria le dedico un nocturno de Chopin…

Anuncios