Una manifestación de musulmanes contra el intento de quema del “sagrado” coran por parte de un pastor estadounidense (tema que fue controversia el año pasado y ya casi de daba por olvidado). Fue aprovechado por incitadores para llevar la protesta a otro tono, resultado: ocho trabajadores muertos, (otras fuentes citan hasta 20 muertos) dos de ellos decapitados,

Su delito: ser occidentales.

El jefe de la misión en la ciudad resultó herido pero sobrevivió. Entre los fallecidos había empleados noruegos, rumanos y suecos.

“Los manifestantes lanzaron piedras contra el edificio, pero la protesta se radicalizó y finalmente tomaron e incendiaron la sede de la UNAMA. Un portavoz de Naciones Unidas ha confirmado que se han registrado varias muertes en la misión de la ONU en Mazar-i-Sharif pero no ha querido aportar más detalles. España tiene 1.477 soldados y guardias civiles en Afganistán, desplegados en Kabul, Herat, Qala-i-Naw y Mazar-i-Sharif, dentro de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), la misión de la OTAN en el país centroasiático. Sin embargo, en principio no hay personal español de la UNAMA en Mazar-i-Sharif, por lo que no habría españoles entre las víctimas.”

“La ONU ha decretado el estado de ‘ciudad blanca’, (en la ciudad de Mazar-e-Sharif) que quiere decir que ninguno de sus trabajadores, ni extranjero ni nacional, puede salir a la calle por razones de seguridad.”

En octubre del 2009 cinco extranjeros de la ONU también fueron asesinados en un ataque contra su residencia en Kabul. El atentado provocó una desbandada generalizada: la ONU evacuó buena parte de su personal extranjero, o lo trasladó a ciudades como Herat y Mazar-e-Sharif, al considerarlas más seguras que Kabul. De hecho, Mazar-e-Sharif se creía una localidad especialmente tranquila, donde no se habían dado ataques contra extranjeros.

Anuncios