Este 17 de abril un grupo de musulmanes radicales irrumpieron en la United Pentecostal Church de Gujranwala, en Pakistan. Los actos criminales de los musulmanes impidieron celebrar el Domingo de Ramos ocasionando heridas a los presentes. Los asistentes cristianos fueron perseguidos, golpeados y maltratados.

La policía del país no hizo nada por evitar el incidente, ni siquiera hubo un solo detenido. Está claro que cuando los musulmanes son mayoría en una nación no se preocupan en absoluto por los derechos humanos de los cristianos. El motivo de su acto fue el pastor de la iglesia, Eric Isaac, que había pedido la liberación de Mushtaq Gill y de su hijo, Farrukh Mushtaq Gill, arrestados el 16 de abril bajo falsas acusaciones de blasfemia.

Como el pastor consiguió huir, los musulmanes retuvieron a un anciano de la comunidad, Anwar Khok, y a su hijo. Durante horas les agredieron, diciendo que sólo podrían irse a cambio del Pastor. La Agencia Fides informa del testimonio de testigos, que hablan de una comunidad de cristianos totalmente aterrorizados.

El director de la Fundación Masishi, la Agencia Fides Haroon Barkat Masih, que se encarga de la defensa de los cristianos perseguidos y también de Asia Bibi remarca: “En los recientes incidentes está claro que la policía es cómplice de los agresores, ya que ha arrestado a los cristianos, víctimas de los ataques”.

http://www.infocontinental.com/2011/04/21/musulmanes-impiden-la-celebracion-del-domingo-de-ramos-agrediendo-a-los-presentes-cristianos/


Anuncios