Chiune Sugihara (1 de enero de 1900 – 31 de julio de 1986) era un diplomático japonés que ayudó a millares de judíos a escapar de Europa mientras servía como cónsul del Imperio japonés en Lituania.

Nacido de una familia de clase media, su padre, queria que fuera medico como el, pero deliberadamente reprobo el examen de  admision, ingreso a la universidad de Waseda titulandose en literatura inglesa, dedicandose  posteriormente a la diplimacia, siendo destacado en Manchuria, puesto al que  renuncio al ver el maltrato que daban a los  japoneses los lugareños. Se caso con Yukiko Sugihara, con quien tuvo cuatro hijos, durante  esta epoca se convirtio al cristianismo ortodoxo.

En 1939 se convirtio en vice-consul del consulado japonés en Kaunas, Lituania, un año  despues se enfrento a una situacion que definiria su vida: centenares de judios  polacos y lituanos solicitaban visas de transito en las embajadas extranjeras, y la japonesa, que mantenia una politica neutral hacia los judios no era la exepcion, pero  los solicitantes debian comprobar su destino, ademas de contar con fondos suficientes para el viaje.
La mayoria de los solicitantes no cumlian ese requisito.
Sugihara solicito instrucciones al ministerio de exteriores en varias ocasiones, pero la respuesta era que no habian exepciones para quien solicitara una visa.
La gente desesperada se agolpaba fuera del consulado japones, muchos de ellos con  sus maletas en mano, solicitaban desesperados un modo de escapar de la persecucion. Sugihara, despues de consultarlo con su esposa, tomo una decision: salio a la puerta del consulado, y anuncio que daria una visa de transito a todo aquel que la solicitara.
La gente enmudecio por un momento, y de repente estallaron en vitores.
Sugihara habló con los funcionarios soviéticos, que permitieron que los judíos  viajasen a través del país por el ferrocarril Transporte-Siberiano pagando el precio estándar del billete multiplicado por cinco.
Al principio, Sugihara emitio los visados conforme a los procedimientos, pero viendo  que le tomaba mucho tiempo, y muchos de los solicitantes no cumlian los requisitos, empezo a ignorar algunas formas, dedicando el y su esposa hasta 20 horas al dia, se dice que en un dia hacia los visados correspondientes a un mes.
Este era un hecho sin precedentes en la diplomacia japonesa, Sugihara desoyo ordenes directas donde le exigian que dejara de emitir visas, los funcionarios en Japon estaban alarmados ante la creciente llegada de inmigrantes Judios que inundaban los puertos Japoneses y hacian un gran alboroto.
Cuando se terminaron los formatos oficiales, Sugihara empezo a hacerlos a mano,  hasta el 4 de septiembre de 1940 cuando el consulado fue cerrado, se le ordeno abandonar Lituania, en la estacion del tren, siguio firmando hojas en blanco que le dio a todos los que pudo, incluso cuando el tren se puso en movimiento. Al final entrego su sello oficial a un refugiado para que asi salvaran a otros judios.
Durante los siguientes años, sirvio como consul en Praga y Rumania, los rusos  apresaron a Sugihara y a su familia, siendo liberados despues de 18 meses, regresaron a Japon, donde no habian olvidado su desobediencia y le pidieron su dimision. Vivio modestamente durante 16 años en la Union Sovietica mientras su familia vivia en Japon, pero no fue olvidado por aquellos que salvo, en 1968, Jehoshua Nishri, quien habia sido un adolescente en 1940 y ahora era el lider economico de la embajada Israeli en Tokio lo busco y lo contacto. Finalmente fue saludado por el gobierno Israeli.
En 1985 Chiune Sugihara recibio el honor de Justo entre las Naciones, el y su familia recibieron la ciudadania Israeli perpetua, honores que fueron recibidos por su esposa e hijo, ya que Sugihara estaba demasiado enfermo para hacer el viaje, un año despues, el 31 de julio de 1986 fallecio, sus vecinos no sabian que vivian al lado de un heroe, hasta que vieron que una gran cantidad de Judios ortodoxos, incluyendo al embajador de Israel llegaron a su funeral para presentar sus respetos.
Finalmente el gobierno Japones reconocio la labor de Sugihara, y le ofrecio una tardia disculpa a su familia.
Muchas de las personas que se salvaron gracias a las visas de Sugihara, lograron el  viaje a travez de la union sovietica y llegaron a Japon, donde se les trato  decentemente, de donde hicieron el viaje a Estados Unidos, o al mandato britanico de palestina, el futuro Estado de Israel, otros hecharon raices en Japon.
Dado que las visas emitidas eran familiares,  muchos padres de familia se llevaron a sus familias consigo, los mas modestos estimados  calculan que se salvaron alrededor de diez mil personas.

Chiune, su apodo, significa mil vidas.
Su esposa Yukiko Sugihara es Miembro  Honorario de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg.

Anuncios