¿Qué gana Obama desairando a Israel?

por Lowell Ponte

La política estadounidense experimentó un cambio sísmico esta semana, un cambio que aparentemente refleja un gran cambio en el dinero y el poder político mundial.

Rompiendo con más de medio siglo de la política bipartidista de EE.UU. en el Oriente Medio, el presidente Barack Obama presentó un giro en contra de nuestro viejo aliado Israel.

Hizo un llamamiento para una solución de dos estados al conflicto palestino-israelí basado en que Israel debe  replegarse a sus fronteras anteriores a 1967, un límite que modificar s”unos pocos cambios” de la tierra entre las partes.

Para aquellos de nosotros que han estado en los Altos del Golán cerca de los emplazamientos antiguos de cañones Sirios mirando hacia abajo en la Galilea y Tiberio, o que han aterrizado en el aeropuerto internacional de Israel a menos de 3 millas de la frontera anterior a 1967, o que entienden que esto produciría una indefendible Israel sólo 8 millas de ancho en su punto más estrecho, la propuesta de Obama parece extraño.

Tan recientemente como en el 2005, el presidente George W. Bush, prometió a Israel, a cambio de nuevas concesiones, que los Estados Unidos no presionaria a Israel a regresar a las fronteras de 1967.

Esta semana el Presidente Obama rompió esa promesa de nuestro gobierno.

El sabe, que la nueva presión sobre Israel, alejará a muchos Judios Estadounideneses. Judios que constituyen sólo el 2 por ciento de la población de Estados Unidos, pero este bloque, en su mayoría demócrata se convierte en un voto, y en el 2008 el 80 por ciento votaron por él.

El presidente Obama, creo yo, sabe que arriesga perder una gran parte del apoyo judío sólo si él creía que podía ser compensado en otros lugares.

En 2008 tuvo un contacto más activo con la comunidad musulmana de Estados Unidos. Uno de los trabajadores de su campaña creo gran controversia por asistir a una reunión de musulmanes radicales islamistas. El número de musulmanes americanos es cada vez mayor.

Una preocupación mayor, sin embargo, es la montaña de dinero en efectivo a un presidente estadounidense que se volvió en contra de Israel cuya origen podría venir de los donantes en los países musulmanes ricos en petróleo.

Obama no es el primer candidato demócrata a la presidencia de complacer a los petrodólares musulmánes.

El senador John Kerry durante su campaña presidencial de 2004 recibió más de $180.000, de Hassan Nemazee. Este inversor iraní-estadounidense aporto $ 250,000 para Al Gore en noviembre de 1995, y él y su familia siempre otros $ 150.000 a los demócratas a mediados de la década de 1990.

Seis miembros de la familia Nemazee y amigos (incluyendo el cuidador de sus 12 acres de Katonah, Nueva York) donó un total de 60.000 dólares – el máximo permitido legalmente – para financiar la defensa legal del presidente Bill Clinton.

En los últimos días de 1998, Clinton nominó a Nemazee su embajador designado a la Argentina. Hillary Clinton apoyo al financiero musulmán en una celebración de enero 1999 de la Casa Blanca de la festividad islámica de Eid.

El Senado se negó a confirmar el candidato polémica tras una investigación de la revista Forbes exponiendo tratos de negocios cuestionables de Nemazee.

La investigación de Forbes documento cómo, con el fin de tener en sus manos dinero público proveniente del fondo de pensiones de los empleados asignados a los administradores de las minorías, habiendo nacido en Estados Unidos, Nemazee había afirmado falsamente ser hispano de origen venezolano y, en otra ocasión, un asiático y la India.

La lujuria cínica de Nemazee por el dinero podría ser aterrador, así como risible. Es miembro fundador del Comité de Acción Política (IAPAC), comité iraní-estadounidense que busca crear relaciones de negocios amigable y lucrativo con la dictadura teocrática medieval que ahora gobierna Irán.

Irán es, por supuesto, un “eje del mal” nación que busca adquirir armas nucleares y está en la lista oficial del Departamento de Estado de naciones que apoyan el terrorismo. Nemazee buscó enriquecerse y enriquecer aún más a los mulás locos de poder de Irán.

“El miembro fundador de este grupo es el Sr. Hassan Nemazee, es un americano de origen iraní y un desacreditado, y conocido agente de la República Islámica, dentro de la comunidad iraní en Estados Unidos”, escribió el oponente del régimen de Irán Aryo B. Pirouznia del Comité Estudiantil de Coordinación del Movimiento para la Democracia en Irán. “Su programa [IAPAC] en sus propias palabras, “cómo las relaciones entre la República Islámica y los Estados Unidos puede ser restaurado en apoyo de la República Islámica y la revolución. “

A partir de ahora hasta el año 2012 el presidente Obama aspira a recaudar $ 1 mil millones para su reelección. En 2008 la campaña de Obama recaudó más de $ 450 millones, de los cuales casi la mitad provinieron de donaciones de menos de $200 dólares, que no están obligados a ser revelados su origen.

En algunos casos, el equipo de campaña de Obama ingreso un puñado de sobres idénticos al total de las contribuciones de campaña.

En 2012, el presidente parece no llorar por la cantidad de dinero judío que podría haber perdido. En su lugar, Obama podríamos ver la cantidad de dinero ganado con los islamistas y musulmanes al girar en contra de Israel.

Lowell Ponte es co-autor, junto con Craig R. Smith, de “El engaño de la inflación: Seis maneras en que el Gobierno nos engaña y Siete maneras de detenerlo,” en las librerías este mes de junio.

traduccion libre de la pagina http://tmqblog.com/

http://tmqblog.com/2011/05/21/why-muslim-obama-snubbed-israel/#comment-41139

Anuncios