“El enemigo de mi enemigo es mi amigo, aunque siga siendo mi enemigo”. Así es como parecen pensar muchos comentaristas ocasionales  de noticias en internet, el tema: Gunter Grass, un “intelectual” alemán, que ha ganado la simpatia de muchos antisemitas, quienes no investigaron su oscuro pasado, si, Grass perteneció a las Waffen SS, sus defensores dicen que esto sucedió en su juventud, lo que no dicen es que entro voluntariamente, se empapo de la ideología nazi, y en su momento, no solo persiguió judíos, sino gitanos, polacos, y a cualquier persona racialmente inaceptable, por como ha actuado recientemente, sigue pensando de esa manera.

“Yo apoyo a Gunter Grass”, dicen algunos compatriotas míos iluminados de ocasión, yo les digo: si van a apoyar a este oscuro personaje, declaren también sus simpatías por el Ku Klux Klan, o por los “minute man” que cazan mexicanos, después de todo, ellos también no sienten mucho agrado por los judíos. Si despues de todo, siguen apoyando a Irán solo porque se opone a la única democracia de medio oriente, y, cuyo líder ha llamado al exterminio de Israel, entonces siéntanse libres de hacerlo, solo recuerden que si son homosexuales o infieles, no podrán pararse en Irán, y no se quejen, porque en su momento  le dieron su apoyo.

Anuncios