Hasta este domingo pasado, siempre creí que nat geo era un buen canal, con buenos programas y contenidos, bueno, en realidad lo sigue siendo, pero ha perdido un poco esa objetividad que le creía era su característica, y explico el por que: un programa, llamado “no le digan a mi madre”, serie de tv donde el protagonista viaja a distintos lugares del mundo, supuestamente poniéndose en cierto peligro al mostrar las diversas culturas locales (de ahí el nombre), y el turno le toco a Israel, lo gracioso es que insiste en hacer ver a nuestra querida nación como un lugar inhóspito lleno de gente intolerante (malvados sionistas), creo que solo vi la segunda mitad, pero resalto algunas “perlitas” de ese capitulo en cuestion:
Los malvados colonos hacen la vida imposible a izquierdistas extremistas que hacen tours de provocación, los llamados “activistas por la paz” llegan a Israel en actividades turísticas, el líder quien por lo visto ya esta bien identificado por los colonos kahanistas no es nada bien recibido, y las camaras de este programa de tv no dudan en mostrar a los colonos como salvajes y casi trogloditas: “entendiste lo que dijo?” Pregunta el conductor a uno de los militantes izquierdistas, queriendo hacer ver a un colono como un incoherente.
Pero despues empieza lo simpatico, visitan a los cristianos que viven del lado “palestino” presentan a un productor de cerveza, quien habla de las dificultades que tiene para producir su producto, no da grandes explicaciones, pero dice que tuvo que emplear a su familia porque “alguien” ne pone trabas, tampoco puede vender su cerveza, cuando ya no puede sostener la verdad que quieren callar, por fin dice quien no le permite mantener su negocio: los malvados sionistas? Nnoopp, son las autoridades “palestinas” hamas.
Luego conocemos a una mujer que cuida y rescata a burritos víctimas de la crueldad humana, el presentador del programa dice que los malvados soldados israelies los usan para burlarse, les ponen pañuelos para que se parezcan a arafat, (que malos) pero entonces la mujer que protege a los pobres animales dice que ha rescatado animales a los que les han prendido fuego solo por diversion, y en el peor de los casos, les cargan explosivos y los hacen correr hacia los puestos de control del ejercito Israeli (en ese momento le habra dado diarrea al presentador).
Por ultimo, la mejor perlita del programa: la hora del tour por el que pagan (o mejor dicho, cobran) los pro-palestinos, la hora de ver lo pobres que son los palestinos, casas apiladas, tan apretujadas que los dueños no tienen donde estacionar sus bmw y land rover… SI dije BMW y LAND ROVER, aunque la cámara quiere mostrar lo humildes de las casas, no puede evitar que se cuelen esos “humildes” vehículos en las tomas, vaya, si eso es ser pobre, me voy para allá y me pido un jaguar si es posible.
En fin, otro programa dirigido por un antisemita creado con el fin de mentir y mas mentir, pero lo bueno es que la mentira es superada por la verdad, y ese programa “no le digan a mi madre” no se escapa, entre toma y toma, entre palabra y palabra la verdad se asoma, y aunque no era la intención, el presentador se vio como otro mentiroso mas.
Shalom y shabuatov

Anuncios